Hablemos de la importancia del Marketing Online de contenidos…

Continuamente leemos y escuchamos información acerca del marketing online de contenidos y la revolución que el negocio está experimentando merced a Internet. Reportajes sobre pequeñas empresas que pasan a desarrollar la gran mayoría de su cuenta de resultados online, grandes marcas que migran su política comercial hacia la Red, sectores en los que la venta física ha pasado ya a ser prácticamente testimonial o incluso residual y, en general, un cambio de tendencia en el que, a pesar de todo lo dicho, lo más importante no es lo que ha sucedido sino lo que está sucediendo y lo que va a venir después.

Ignoramos hasta dónde va a llegar esta deriva, porque lógicamente los grandes centros comerciales siguen repletos de gente durante los fines de semana (ya mucho menos entre semana) y la compra física u offline no sólo sigue viva sino que lo seguirá estando siempre.

Pero la realidad, hoy por hoy, es que las empresas que no ofrecen a sus clientes y clientes potenciales la posibilidad de comprar online están renunciando a un porcentaje demasiado grande del mercado, a una porción del pastel que varía mucho según sectores, que puede superar el 80% en algunos de ellos y que, sin duda, configura parte crucial de las posibilidades de beneficio para las compañías.

Dicho todo esto para fijar, como posición de partida, que vender en Internet es, hoy por hoy, algo fundamental, incuestionablemente fundamental.

Siendo así, ¿cuánto más importante no será ‘estar’ en Internet, promocionarnos en la Red y utilizar las herramientas que ésta nos ofrece para hacer negocio? Parece evidente.

La gran pregunta que se hace todo el mundo, desde las grandes compañías tradicionales hasta los pequeños empresarios y autónomos, pasando por las nuevas empresas nacidas únicamente para el negocio online, algunas de ellas se han convertido en gigantes que cotizan en bolsa, es: ¿qué hay que hacer para vender en Internet?

Obviamente, la respuesta a esta pregunta no es una respuesta, es un montón de respuestas combinadas, en lo que podríamos llamar una estrategia.

Y dentro de esas respuestas, hoy quiero hablar del marketing de contenidos. ¿Y por qué? Pues muy sencillo, porque es una tendencia, una herramienta y una tarea que hoy por hoy demanda cualquier canal que nos sirva para la venta online, porque es lo que están haciendo todos los grandes y con magníficos resultados, porque es lo que nos cuentan en cualquier conferencia o congreso sobre venta online al que acudimos y porque las grandes ‘autopistas’ del negocio online, empezando por el mismísimo Google pero siguiendo por las grandes redes sociales, nos exigen para poder ocupar un buen posicionamiento.

Así es que hablemos de marketing de contenidos. Y hagámoslo por marketing de contenidos especializados. Es algo al mismo tiempo sencillo y complicado.

Sencillo porque, como todo en marketing, la esencia consiste en ponerse en la piel del que quieres que te compre, del que quieres que se interese por tu producto; y a partir de ahí, darle lo que tú querrías que te dieran. Y complicado porque el espectro de canales, herramientas, formatos y tipologías de mensaje es infinito y, por tanto, en la elección estará buena parte del éxito; en la elección especializada y adaptada a tu producto o servicio.

Por eso me gusta hablar de marketing especializado de contenidos, porque quien pretende hacer marketing online de contenidos debe empezar por conocer a la perfección, sin duda de ningún género, a todos los agentes del proceso de venta y compra de que se trate: la empresa que lo vende, el producto en sí y en todas sus manifestaciones, el cliente habitual, el cliente potencial, el mercado y la competencia, los productos de la competencia, el régimen de precios y en qué lugar nos encontramos nosotros dentro de él y, repito, en general, cuatro letras relativas a tu negocio: T-O-D-O.

Con ese grado de conocimiento, actuar será consecuencia del siguiente paso del proceso: trasladar ese exhaustivo grado de conocimiento también a las herramientas que te pueden ayudar a promocionarte y a vender online.

De nada nos sirve un perfecto conocedor de la primera realidad de la que hemos hablado, que engloba a tu empresa, tu producto y el mercado, si no se dominan los canales y herramientas de promoción y venta online; y exactamente lo mismo ocurre si se tiene un perfecto dominio de esto, pero no se es un experto en lo que rodea al negocio concreto de que se trata.

Sólo con ambos dominios, con ambos ámbitos de conocimiento perfectamente asimilados, podremos aspirar a llevar a cabo un buen marketing online de contenidos, trasladando a nuestros clientes, a los clientes potenciales y en general al mercado las razones por las que han de confiar en nuestra compañía.

Llegados a estas alturas, seguramente a muchos les parecerá que todo ese trabajo es tan extenso que es imposible para sus empresas, sobre todo para las más pequeñas. Obviamente, un gran porcentaje de ellas toma la decisión de confiar en un grupo de expertos en el marketing online, cuya primera función será la de conseguir un profundo conocimiento de la compañía que van a promocionar.

Si desde la empresa que quiere iniciar esa estrategia de marketing online de contenidos se facilita ese conocimiento y se adquiere un compromiso de apoyo a la estrategia; y si el producto es atractivo y las tarifas de precios competitivas y de mercado, los resultados deben llegar en un período medio de tiempo.

No es magia: es marketing online de contenidos especializado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *